No guardes tus huesos

Estúpido Dachshund, no guardes tus huesos, no pases tu vida cavando para poder disfrutar del montón algún día. Muerde, muerde con furia: Ahora, en este instante. Muerde los garrones de las coquetas en tacos. Muerde al gato del vecino. Roba jamón de la heladera. Salta la cerca, rompe la cucha, raja las cortinas. Sé animal, no seas humano. Haz añicos la conciencia y al final del día, deja que la hermosa tetona te acaricie los pelos embarrados y te acune entre sus inmensos pechos que cuando se descuide también morderás!

Posted by Lukas Rybensen on 9:47

0 comentarios:

Publicar un comentario