Afila tus caninos

No parezcas un Deutscherhund, un bastardo merodeador que no se atreve a morder. No seas una ratita presumida, víctima masoquista de tu propio patetismo; uno que no afila sus colmillos esperando a que el día refleje su luz en otras retinas.

Bébete la luz, bebe de los charcos, bébetelo todo. Revuélcate en los cubos de basura miserables, muerde las pantorrillas de las damas distraídas, haz frenar a los coches, interrumpe a los amantes en su noche envidiada y levanta la patita para saludar la madrugada que te espera. Cuando llegue, olvida tu corazón de chucho, de pelicorto acomplejado, afila tus caninos con el rumor de los maullidos cercanos y dale un bocado incisivo, desgarrador, a la noche animal.

Posted by Maximo on 10:30

0 comentarios:

Publicar un comentario