Respuestas a Houellebecq. Mujeres.

Michel Houellebecq, el transgresor poeta y novelista francés, era citado por mi camarada en mil aventuras caninas, Lutsek, para mandarnos a todos un impactante mensaje. Está claro que no es una idea compartida por él ¿O si? pero los preceptos que el escritor francés plasma en su obra Plataforma pueden reflejar una sustancial parte del ideario de esta compleja sociedad en la que vivimos. Y hay que dejar claro que en reflejar el lado más sórdido del ser humano, Houellebecq, sin duda, es un maestro. Uno de los motivos que nos desplazan como especie a esa sordidez perpetua es que, a día de hoy, vivimos en un sistema y contexto patriarcal y machista, que mayoritariamente se asienta sobre una concepción misógina de las relaciones sociales y sentimentales.




(Debo aclarar que por razones de auténtica y extremada pereza, hasta hoy no me puse a contestar este interesantísimo post que mi amigo me devolvió cual pelota al tejado. Hay que reconocer que somos conscientes de que no nos lee ni el loro, ni el tato, así que no tengo problema en declarar públicamente que durante las últimas semanas permanecí en un período de hibernación mordedora total. Habiendo ya, hecho mención a las consabidas ausencias, vuelvo sin excusas a encarar el tema central)

En el post citado anteriormente, la idea que se lanza es la siguiente: las mujeres son unas putas. No hay que darle más vueltas, sin rodeos, ese es el mensaje que se nos envía en este párrafo de la obra Plataforma, que este perro francés publicó en 2001. Como bien comentó nuestro amigo Daniel Rico en un clarividente comentario, esta consigna es una tamaña boludez. Yo comparto su opinión y paso ahora a dar un rápido chequeo a mis personales puntos de vista.

Lo que aquí expongo no viene a ratificar ninguna postura políticamente correcta. Es, sin duda, un honesto ejercicio de autoexploración sentimental y de observación empírica.

Las mujeres sienten placer sexual y tienen el derecho de obtenerlo, al igual que los hombres. Partamos de ahí, es sabido que más de uno todavía no se enteró de esta realidad. Las mujeres, asimismo, sienten el deseo de dar placer por que, se presupone, es un placer recíproco. Pero son selectivas en los hombres que serán dignos de proveérselo. Y aquí es donde muchos tipos no se enteran de nada. Piensan que la mujer es una propiedad o que está destinada a otorgar placer al primer que llegue... Si dudan y hacen sufrir a los hombres que las cortejan es debido a la lógica causa de una ausencia de atracción por ambas partes o, rizando el rizo y dando otro punto de vista, podría deberse a que su instinto biológico les está susurrando que ese hombre en concreto no les reportará placer ni tendrá un código genético óptimo para su descendencia... Seamos francos, en el juego de la seducción hay muchos puntos clave en los que deberíamos hacer una interpretación primordialmente biológica y zoológica como animales mamíferos que somos.

La fuente de humillaciones y pruebas a las que hace referencia el autor pueden constituir para un hombre que esté libre de prejuicios machistas y misóginos un juego de búsqueda y encuentro de extraordinaria atracción y diversión lleno de sonrisas, miradas oportunas y fugaces, palabras con doble sentido... Simplemente es un juego maravilloso que culminará en unas ocasiones bien y en otras ocasiones en nada.


Houellebecq habla acerca de esas fastidiosas conversaciones con mujeres... Aquí puedo parecer algo radical pero aquel que no disfrute al escuchar la voz dulce de una mujer, su saber estar, su feminidad, su risa... El que no aprecie eso no es digno de considerarse un hombre completo. Lo demás son toneladas de misoginia, de odio... Más de lo mismo, más de la misma basura ideológica que ha maltratado y ocultado a más del 50% de la población mundial, a las verdaderas diosas creadoras de la vida, a las cuidadoras de la especie humana... A la MUJER. Creo que ya va siendo hora de reconocer todo eso. Quiero aprovechar este post para reconocer públicamente que las mujeres me encantan, las adoro. Y cuando alguna vez me sentí amado por alguna, esa sensación se convirtió en algo imperecedero que quedará siempre, imposible de olvidar. Es ahí donde de verdad ellas demuestran su fuerza, en el cariño, en la sensibilidad, en la protección al ser querido... Pero también en el trabajo codo a codo, en el campo, en la casa, en tantos lugares... Cuando una mujer me amó mis ejércitos declararon la paz; mi sinrazón viajó al imposible pasado; la intolerancia se resquebrajó como el frágil miedo y la esperanza se convirtió en la reina del espacio y el tiempo.

Ahora emplazo a mi amigo residente en el fin del mundo a que aporte una respuesta o a que continúe este hilo. Sin duda mi visión optimista y romántica bien merece una reprimenda y este tema puede derivar en el infinito si nos da la gana... Salud!

Posted by Maximo on 8:30 2 comentarios

Coraje canino

El mismo día en el que un amigo me cuenta que dejó de nadar por miedo a los tiburones que se encuentran a 14 kilómetros de la costa me encuento con este video. Definitivamente tiene que conseguirse un perrito de esos.

Posted by Lukas Rybensen on 17:59 1 comentarios

Un perro francés

Hace un tiempo leía estas páginas:

"Se ha vuelto muy raro encontrar mujeres que sientan placer y tengan ganas de darlo. Seducir a una mujer que uno no conoce y follar con ella se ha convertido, sobre todo, en una fuente de humillaciones y de problemas. Cuando uno considera las fastidiosas conversaciones que hay que soportar para llevarse a una tía a la cama, que en la mayoría de los casos resultará ser una amante decepcionante, que te joderá con sus problemas, que te hablará de los tíos con los que ha follado antes (dándote, de paso, la impresión de que tú no acabas de estar a la altura), y encima habrá que pasar con ella por cojones el resto de la noche, se entiende que los hombres quieran ahorrarse problemas a cambio de una pequeña suma."

M. Houellebecq, Plataforma.

No puedo dejar de preguntarme cuánto hay de verdad en estas páginas. ¿Usted que opina mi estimado compañero andaluz?

Posted by Lukas Rybensen on 6:47 1 comentarios

No seas tan perra


Huye empapada
del rubio orín
del can que te daña.
Deja de lastimar
tus patas ateridas
y refúgiate en el calor de tu abrazo.
Desencostra la uña infame
que palpita en la raíz de tu insomnio.
Maldice el oportunismo extraviado
del amor efímero y turbio.
Se pulga errante y
parasita las horas
de tu reloj nauseabundo.
Purga tu culpa imponente
y vive despreocupada
esperando al día
en su inconstante rumbo.

Posted by Maximo on 16:49 0 comentarios

Perra vida

La vida es una perra callejera.
Como todos los perros, huele el miedo.
Si te mueves hacia ella con miedo te morderá,
puedes darlo por seguro.
Pero si te acercas con coraje tendrás lo mejor de ella.
Perra vida, te quiero, te quiero aunque seas tan perra.

PD: el que crea que esto es un poema
se merece que lo muerdan.

Posted by Lukas Rybensen on 1:11 1 comentarios

Nostalgias & Carreras

Lutsek entra en el bar. Tiene cara de haber cruzado el océano en avión. Un jet-lag fruto de su variante más tortuosa: Low-cost. No. Está deprimido.

No hay nada mejor para ponerse las pilas que una buena tapa de hígado. ¿Por qué los alimentos más repugnantes son los más nutritivos? Cuando empezamos a salivar, ya no hay nada que hacer, estamos perdidos. Engullimos los higadillos. Pedir una tapa de criadillas sería demasiado. Declinamos la idea.

Pienso: La soledad cuando la edad adulta comienza a despuntar no tiene parangón con ninguna otra. Sostenerse sobre inexpertas patas puede resultar demasiado duro. Las almohadillas de las patas traseras se encallecen a costa de un dolor cotidiano que va desapareciendo a la vez que caminamos con más firmeza sobre el asfalto.

Mis pupilas se dilatan. Acaba de pasar Collie. Lutsek no se inmuta. Está grave, no se ha sobresaltado y parece ausente: Muestra de su ego baldío. Sufre la misma nostalgia que acompaña a una mascota malcriada cuando es abandonada en el arcén de una vieja y sucia carretera de provincias. De repente, sale corriendo... -Polonia!!
...
El sudor en mi frente se enfría. Mi respiración martillea mi cabeza sin piedad. Mi lengua es un preso que quiere escapar de ser bendecido antes de ser enviado a la silla eléctrica. ¿Por que salí corriendo? Mi instinto me traicionó ¿Es real ir hasta Polonia corriendo? Qué es eso, ese ruido... Un gato!!!

Posted by Maximo on 14:37 1 comentarios

κυνοκἐφαλος

Máximo me invitó al bar. Yo no estaba de muy buen humor, pero él sabe que si no se corta a tiempo el fluir oscuro de la melancolía tendré una temporada de depresión. Más por respeto a él que por amor propio decidí acompañarlo.

Nos pedimos unas tapas de hígado, pero ni eso me animó. Luego pasó Collie, la belleza de pelo largo colorado y no me produjo nada. Ni siquiera verla sonreír o que me mostrara su lengua rojiza. No sé lo que me pasa, voy a cumplir cinco años, mi pelo aún sigue blanco y mis orejas en alto pueden escuchar las bobadas de mis colegas.

Me vi en el espejo, vi a Bully, en el rincón, obeso y sentado frente a su vaso de whisky. Vi a una serie de desesperanzados estancados y tuve la necesidad de correr, correr lo más lejos que pudiera y grité: Bolonia! Mi amigo se sumo a mi euforia y salió corriendo en una dirección parecida, no sé si entendió bien, hay quienes dicen que se fue a Polonia. El destino ya nos reencontrará sedientos ante un charco, contando nuestras nuevas anécdotas y riendo sin colmillos.

Posted by Lukas Rybensen on 8:16 1 comentarios

Afila tus caninos

No parezcas un Deutscherhund, un bastardo merodeador que no se atreve a morder. No seas una ratita presumida, víctima masoquista de tu propio patetismo; uno que no afila sus colmillos esperando a que el día refleje su luz en otras retinas.

Bébete la luz, bebe de los charcos, bébetelo todo. Revuélcate en los cubos de basura miserables, muerde las pantorrillas de las damas distraídas, haz frenar a los coches, interrumpe a los amantes en su noche envidiada y levanta la patita para saludar la madrugada que te espera. Cuando llegue, olvida tu corazón de chucho, de pelicorto acomplejado, afila tus caninos con el rumor de los maullidos cercanos y dale un bocado incisivo, desgarrador, a la noche animal.

Posted by Maximo on 10:30 0 comentarios

No guardes tus huesos

Estúpido Dachshund, no guardes tus huesos, no pases tu vida cavando para poder disfrutar del montón algún día. Muerde, muerde con furia: Ahora, en este instante. Muerde los garrones de las coquetas en tacos. Muerde al gato del vecino. Roba jamón de la heladera. Salta la cerca, rompe la cucha, raja las cortinas. Sé animal, no seas humano. Haz añicos la conciencia y al final del día, deja que la hermosa tetona te acaricie los pelos embarrados y te acune entre sus inmensos pechos que cuando se descuide también morderás!

Posted by Lukas Rybensen on 9:47 0 comentarios